Inician acciones legales contra una empresa de León por posible software ilegal valorado entre 400.000 y 500.000 euros

SA | The Software Alliance en España ha informado de una investigación judicial efectuada en una empresa dedicada a la prestación de servicios de ingeniería ubicada en las ciudades de León y Astorga, por una presunta infracción contra la propiedad intelectual del software de Autodesk, Adobe, Microsoft y Ansys, miembros de BSA.

La estimación inicial del valor del software no autorizado encontrado en los equipos de la empresa leonesa es de entre 400.000 y 500.000 euros, a falta de la confirmación definitiva por los peritos judiciales que realizaron el registro de sus sistemas informáticos.

El pasado 17 de mayo se llevó a cabo un registro en las oficinas de las dos sedes que la compañía tiene en las ciudades de León y Astorga, siendo inspeccionados unos 50 ordenadores y detectándose software presuntamente ilegal por el importe estimado antes mencionado. La inspección se realizó, con el correspondiente mandamiento judicial, tras recibirse información sobre utilización de software presuntamente ilegal mediante un informador a través de la Web de BSA.

«El software es uno de los activos de negocio más importantes para cualquier sector empresarial y un motor que mejora la eficiencia y capacidad de producción, así como la productividad de sus empleados. Pero si no es gestionado de forma adecuada puede suponer riesgos operativos, económicos y legales muy importantes», afirma Andrés Pi, portavoz del comité español de BSA. «Contar con un proceso interno de gestión para controlar y administrar los activos de software es una forma contrastada de ahorrar costes y evitar riesgos innecesarios», concluye.

En la misma línea, Carlos Pérez, Socio de Ecija, firma legal de BSA en España, recalca que «las empresas que disponen de software sin licencia en sus sistemas informáticos se exponen a riesgos muy graves. Si se detecta que una organización dispone de software sin licencia, se arriesga a tener que pagar daños y perjuicios por las licencias de software que debería haber adquirido en primera instancia. Además, las compañías también están obligadas a asegurarse de que todo el software está licenciado de forma adecuada de cara al futuro, lo que puede derivar en significativos gastos adicionales - no planificados».

«Otra serie de problemas derivados de la utilización de software sin licencia son la pérdida de datos, fallos críticos del sistema o una mayor exposición a ataques de virus informáticos y malware, así como daños a la reputación de la compañía. Una gestión prudente de los activos de software es crucial», añade Carlos Pérez.
BSA ha recibido 55 denuncias contra empresas de Castilla y León

Desde el año 2016 y hasta la fecha de este martes, BSA ha recibido un total de 55 denuncias contra empresas por supuesto uso de software sin licencia en Castilla y León. La mayoría de ellas (35) dieron paso a una propuesta de acción legal al contar con indicios de la existencia de delito.

Además, en los últimos cinco años, han sido seis las acciones de registro las que se han impulsado desde BSA en diferentes compañías de Castilla y León por posible existencia de software sin licencia en sus equipos.

Fuente: Leonoticias